Referencias de los usuarios de RollerMate

Retorno

 

Sten Wickman, Fagerviken (Provincia Uppland) - Suecia

Fui operado del pie el verano del 2010 y tras la operación tuve que utilizar muletas. Después de un tiempo, pude poner algo de peso sobre mi pie y empezar a caminar con una sola muleta. Entonces tuve la oportunidad de probar un RollerMate y pronto mi di cuenta de que mi nuevo amigo me resultaba mucho más conveniente que la muleta tradicional.

Durante las tres primeras semanas tras la operación durante las cuales necesité más soporte, tan solo usé mi RollerMate. Era mucho más suave que una muleta. RollerMate reduce el peso sobre el cuerpo de una forma completamente distinta a como lo hace la muleta tradicional y al usarlo no resulta extenuante para los brazos. Caminar resulta más fácil y puesto que no tienes que mover un RollerMate, a diferencia de la muleta, me sentía más estable. 

Otra gran ventaja es que te puedes inclinar el RollerMate sobre casi cualquier cosa. No sé cuántas veces tuve que recoger mis muletas del suelo antes de obtener un RollerMate. Un RollerMate puede apoyarse sobre la silla más cercana, la pared o similar, se mantiene allí y no se cae. Utilicé mi RollerMate tanto para andar dentro como fuera de casa, cuando paseaba. También era posible colgar una bolsa grande cuando hacía la compra y así no la tenía que llevar yo en la mano. Un amigo rodante muy práctico, totalmente recomendable.

 

 

Anna Norrby RollerMate användare

Anna Norrby, Viksjöfors (Provincia Hälsingland) - Suecia

Recibimos una carta de Eva, la hija de Anna Norrby, en Visjofors, en Suecia. Eva regaló a su madre Anna un Rollermate y después de que ésta lo hubiera probado, Eva nos envió la siguiente carta:

"¡Hola! Quería haceros saber que mi madre (de 91 años de edad) está más que satisfecha con su RollerMate. Resultó ser un verdadero éxito. Solía utilizar un bastón o un andador y encuentra que el RollerMate le resulta mucho más útil dentro de casa. También lo ha probado fuera de casa, pero siente que un soporte más estable. Aunque, también cree que una persona con menos problemas en las rodillas y la espalda, daría un buen uso al RollerMate tanto dentro como fuera de casa.

Así que estamos muy contentas, ¡tanto ella como yo! Ayer recibimos la entrega de las luces. ¡Qué bien! Quizá pida otras luces adicionales- ¿Cuánto me costarían?

Cordialmente, Eva"
 

 

 

Lars Lundberg, Hallstahammar (Provincia Västmanland) - Suecia

Estoy muy cómodo con mi RollerMate. Tengo ya más de 80 años y mis piernas no son las de antes, así que ya no camino demasiado. Pero aún así uso mi RollerMate cada día. ¡La gente piensa que queda bien! Cuando camino por las escaleras, lo cojo en una mano y con la otra mano me sujeto a la barandilla. No echo en falta un freno, no lo había ni pensado. Estoy muy contento con mi RollerMate.

 

 

Helena Ronnberg, Rojales (Alicante) - España y Sollentuna (Estocolmo) - Suecia

Rojales 20 mayo 2011

Tengo 65 años y me acabo de retirar de mi trabajo como profesora. La mayor parte de mi vida he sido muy ágil pero a partir de los 63 empecé a padecer de una osteoartrosis muy dolorosa y grave.  Al caminar largas distancias me cansaba mucho, e incluso el estar de pie durante un periodo de tiempo. Recientemente me han realizado una prótesis de rodilla en la rodilla izquierda. Tanto antes como después de la cirugía, debo decir que me resultó de gran ayuda mi RollerMate.  Con mi RollerMate podía hacer largos paseos e ir de compras durante horas, algo imposible este último año. 

 
Su nombre es verdaderamente adecuado: el RollerMate es mi amigo que rueda y es una ayuda de incalculable valor para mí y lo recomiendo encarecidamente.

 

 

 

start